La indignación de una piquetera en medio del acampe: “Tenemos derecho de tener un termo Stanley”

En medio del acampe piquetero en la Av. 9 de Julio explotó la polémica por un termo Stanley.
En medio del acampe piquetero en la Av. 9 de Julio explotó la polémica por un termo Stanley. Foto: TN

Una de las manifestantes se quejó porque la señalan por tener un termo de marca.

Tras el acampe que comenzó el día martes por la noche, en donde más de 30 organizaciones piqueteras instalaron carpas en medio de la Av. 9 de Julio frente al Ministerio de Desarrollo Social para pedir por la apertura de los planes sociales, trabajo y la entrega de bolsones de comida para los comedores barriales, una piquetera realizó una fuerte crítica.

La mujer habló sobre la manera en que los mira parte de la sociedad y cómo les apunta con el dedo a aquellas personas que cobran un plan y quieren comprar con ese dinero algún tipo de artefacto. En este caso, el ojo del huracán fueron los famosos termos Stanely, que están de moda desde hace varios años y que salen tres o cuatro veces más que un termo común.

El alto precio de este tipo de termos es porque está hecho para resistir los golpes y mantener la temperatura del líquido en su interior por varias horas. Es más, el termo se comenzó a comercializar en las casas de camping, donde se puede encontrar todo tipo de artefactos como carpas, camas de dormir, entre otras cosas para poder acampar a la intemperie.

Sin embargo, con la alta inflación que tenemos en nuestro país desde hace décadas, los argentinos lo comenzaron a comprar en los free shop, donde el precio es mucho más barato que en nuestro país. En muchas ocasiones, varias personas han aprovecha las ofertas en otros países y han comprado en gran cantidad para venderlos aquí.

¿Qué sucedió con la piquetera que se quejó de los termos Stanley?

Durante el programa de Eduardo Feinmann por Radio Mitre, el periodista escuchó la explicación de una de las personas que estaba en el acampe de la Av. 9 de Julio que sostuvo que “antes trabajaba como empleada doméstica y ahora estoy acá luchando por nuestros derechos”, comenzó a explicar la mujer.

El termo Stanely está de moda hace años, a pesar de su alto precio.
El termo Stanely está de moda hace años, a pesar de su alto precio. Foto: Mimate

No obstante, lo llamativo fue lo que vino después cuando la mujer hizo una fuerte crítica aparte de la sociedad que señala con un dedo a los piqueteros: “Nosotros somos pobres, pero también tenemos derecho de tener una buena carpa, un termo Stanley, así como los políticos tienen derecho de tener todas esas cosas... No tienen el derecho porque la verdad se roban todo y la plata se la llevan toda para afuera”.

“Nosotros si cobramos un plan, vamos a un kiosco, compramos ahí, ni siquiera podemos darnos el lujo de ir a un Coto porque es mucho más caro. Si compramos es en un kioquito de barrio y nuestra plata queda ahí, no entiendo por qué es la polémica por los planes sociales”, remarcó la mujer, mientras que en el programa remarcaban que en el acampe se estaban vendiendo los Stanley “truchos” a 5 mil pesos, ya que los originales cuestan 12 mil, aunque se quedaron cortos porque algunos rondan los 23 mil pesos.

Temas Relacionados