Un cuartel de bomberos funcionaba ilegalmente desde 2015 en un predio usurpado del barrio de Barracas y la Policía de la Ciudad detuvo a cuatro personas. Se los condenó a un año y medio de prisión en suspenso luego de una audiencia judicial donde firmaron un acuerdo. La pena fue homologada por el doctor Rodolfo Ariza Clérici.

//Mirá también: Chocó un transporte escolar en Colegiales y dejó nueve niños heridos

Se los conocía como “Bomberos Voluntarios Metropolitanos de Barracas” y fueron investigados tras una denuncia de Defensa Civil donde aseguraban que no tenían ningún tipo de autorización para operar.

Además, aseguraron que su accionar ponía en riesgo a los vecinos, sus bienes, y al verdadero personal de emergencias, a quien le entorpeció sus tareas en reiteradas oportunidades.

El Departamento de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad, inspeccionó el inmueble ubicado en la avenida Suárez al 2500. Además de diversas irregularidades, descubrieron que la banda tenía dos autobombas que circulaban sin habilitación de ningún tipo.

La fiscal Celsa Ramírez dispuso la clausura del cuartel y el tapiado del mismo e imputó a los acusados por “usurpación de título y honores, usurpación del predio, falta de habilitación y, al jefe de bomberos, además por desobediencia”.

Según fuentes del caso, la precariedad de las condiciones generales del cuartel y “numerosas irregularidades” relacionadas a conexiones clandestinas de luz y agua, dejaron en claro que la existencia y el accionar de esta falsa fuerza era un peligro para el barrio.

//
//

Por otra parte, también comentaron que recolectaban dinero entre vecinos del barrio, según declaraciones a TN. Con esos elementos, los investigadores dispusieron la detención de cuatro sospechosos, quienes reconocieron el delito y acordaron su pena en un juicio abreviado.

//Mirá también: Cuánto cuestan las entradas para la serie de Copa Davis entre Argentina y Bielorrusia

Cómo empezó la sospecha hacia el cuartel

Un incendio fue el principio del fin para este cuartel falso de bomberos, ya que al intervenir se cruzaron con los verdaderos. Si bien les pidieron retirarse por no ser necesaria su participación, hicieron caso omiso y levantaron sospechas.

“Esa vez, a estos supuestos bomberos se les indicó que se fueran del lugar porque estaban obstruyendo la labor de los bomberos de la Ciudad. Pero haciendo caso omiso se pusieron a trabajar igual en el incendio”, explicó Alberto Carita, director general de Defensa Civil, en diálogo con TN.

Y cerró: “Al enterarme, les mandé una carta documento y les notifiqué que si quieren ser bomberos pueden presentarme la documentación que corresponde y se analizará su autorización”.