La causa por la violación grupal de una joven en el barrio porteño de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, continúa avanzando y en ese sentido, el fiscal solicitó que los seis imputados por el delito de abuso sexual agravado sean llevados a juicio. Cabe recordar que la víctima fue una joven de 21 años.

El momento de la detención de los seis acusados de violación grupal en Palermo.

Ante esta situación, el fiscal de la causa, Eduardo Rosende, pidió este miércoles que los seis detenidos sean enviados a juicio oral. Hay que destacar que todos los imputados serán juzgados con la misma severidad penal.

Asimismo, este fiscal definió que el grupo de violadores creó “un plan previo, con acuerdo de voluntades y roles” con el objetivo de “turnarse” para abusar sexualmente de la joven de 21 años.

Prisión preventiva para los seis acusados

Los seis jóvenes que participaron del hecho, Steven Cuzzoni (20), Thomas Domínguez (21), Ángel Ramos (23), Franco Lykan (23), Ignacio Retondo (23) y Lautaro Ciongo Pasotti (24), permanecen detenidos cumpliendo prisión preventiva, a pesar de que algunos de ellos no terminaron formando parte del abuso sexual de la joven, según sus propios testimonios.

La reconstrucción de los hechos realizada por los investigadores, señala que una vez cerrado el boliche donde estaban, tanto la joven abusada junto con un amigo y otras personas más, llegaron a la plaza “Ferroviaria”. Allí, “contaron chistes, escucharon música, cantaron y charlaron; algunos bebieron cervezas en lata y fumaron marihuana”.

El propio Rosende mencionó además que “todos los imputados se dirigieron junto a la víctima hacia el automóvil Volkswagen Gol”, y luego “se produjeron y definieron las agresiones sexuales más graves contra la damnificada, que venían gestándose por varias horas, en forma organizada y conjunta por los acusados. Todos juntos, alrededor de la damnificada, actuaron entrelazados para terminar de arrasar su integridad sexual”.

Los videos difundidos por la Policía para la reconstrucción de los hechos. Foto: Captura de video.

Al mismo tiempo, el fiscal agregó que nunca hubo consentimiento por parte de la víctima y que los hechos se sucedieron “en aras de satisfacer sus deseos libidinosos con una víctima que no estaba en condiciones de dar ningún consentimiento, ya que tenía alcohol, marihuana y anfetaminas en su organismo”.