Ricardo Jaime, exfuncionario condenado por hechos de corrupción, solicitó ante el Tribunal Oral Federal N° 2 de la ciudad de Buenos Aires que se le conceda el beneficio de la prisión domiciliaria, la cual pretende cumplir en la casa de su hija en la ciudad de Villa Carlos Paz.

Según precisó La Voz, su argumento principal se basa en que "debe cuidar de su madre y de su hermano, ambos residentes en distintos domicilios en la ciudad de Córdoba".

Ante el pedido, el Tribunal Oral le solicitó al Juzgado Federal N° 1 de Córdoba que inicie el trámite sobre el informe médico de dichos familiares del condenado, y de este modo, evaluar si lo requerido por el exfuncionario está justificado.

En el transcurso de las próximas horas es que un médico visitaría ambos domicilios y examinaría a los dos familiares de Jamie, que según se conoció, su madre tiene una edad avanzada y su hermano, problemas de salud.

En cuanto al informe médico solicitado, se especula que estaría listo en los primeros días de la semana próxima, momento en que el Juzgado Federal cordobés lo enviará al Tribunal Oral Federal en donde finalmente se valorará el pedido requerido.

Cabe recordar que en 2019, Jaime también solicitó la prisión domiciliaria alegando problemas de salud y también para cuidar a su madre, Un pedido el Tribunal Oral Federal finalmente rechazó.

Este año, luego de que se decretara la pandemia de Covid-19, lo reiteró argumentando que por su edad integra un grupo de riesgo. Fue entonces que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación avaló su pedido ante la Cámara Nacional de Casación Penal, donde recurrió en queja tras el rechazo previamente recibido. Sin embargo, Casación le negó el beneficio.

En mayo último, su abogado defensor reiteró la solicitud y sostuvo que Jaime es víctima de una supuesta persecución ideológica durante el Gobierno de Mauricio Macri.

Jaime cumple condenas en el pabellón 1 de la cárcel de Ezeiza por tres hechos delictivos distintos: tentativa de sustracción de pruebas (seis meses de prisión), recepción de dádivas (un año y medio, tras aceptar su culpabilidad) y, en el marco de la Tragedia de Once, defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo (seis años).

En cuanto a la sentencia por la Tragedia de Once fue dictada en 2015, pero quedó firme en 2018, cuando la Cámara de Casación Penal finalmente rechazó el reclamo de Jaime ante la Corte Suprema de Justicia.

Foto de portada: archivo / La Voz.