El conflicto entre la Cooperativa Integral (Coopi) y la Municipalidad de Villa Carlos Paz parece lejos de llegar a su fin, de hecho, cada día se intensifica aún más.

A pocos días del traspaso oficial del servicio de agua potable a manos del Estado Municipal (el próximo 26 de febrero), desde el Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (SIPOS), convocaron a un abandono de tareas, concentración y movilización de las y los trabajadores de la Coopi de Villa Carlos Paz, “en defensa de los puestos de trabajo y de los derechos laborales que hoy les garantiza la institución”, expresaron mediante un breve comunicado de prensa.

Según precisaron, la medida de fuerza de desarrolla desde la 10 horas de este 12 de febrero con concentración inicial en la sede central de la Cooperativa Integral.

Y al momento de explicar los motivos que llevaron a esta nueva movilización, argumentaron que “se tomó luego de que en la última audiencia en el Ministerio de Trabajo el Municipio de Villa Carlos Paz reiterara su negativa a tomar a las y los trabajadores de la COOPI con los derechos laborales que hoy les garantiza la institución”, señalaron.

Y añadieron: “La única propuesta que existe hasta el momento por parte del gobierno municipal es extender el registro de trabajadores hasta el 17 de febrero, pero la contratación se haría bajo el régimen municipal, es decir, en condiciones de absoluta precarización”.

Ordenanza no aprobada

Cabe destacar que el pasado jueves 21 de enero el Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz trató una ordenanza presentada por el intendente municipal Daniel Gómez Gesteira, a fin de regular de manera formal la absorción de los empleados de la Coopi a la planta municipal, de aquellos que se encontraran afectados exclusivamente a la prestación del servicio de agua, a quienes según informaron desde el Municipio, “se les iba a respetar los derechos de antigüedad, categoría, la escala salarial y la agremiación sindical”.

Sin embargo, y tras un extenso debate, el proyecto no alcanzó los votos que necesitaba (dos tercios). Cinco ediles votaron en contra y siete a favor, cuando se necesitaba al menos diez votos positivos.

“Era importante crear un registro para que los trabajadores de la Coopi se pudieran inscribir y eso después permitiera un convenio colectivo de trabajo. Por eso era importante, porque a esos trabajadores que están hoy trabajando en la prestación de agua se les iba a poder conservar todas las condiciones laborales que tienen actualmente en la Cooperativa”, expresó en ese momento Carla Livelli, concejal por el bloque Carlos Paz Unido en diálogo con VíaCarlosPaz, quien aclaró que “existe una ordenanza que es la que regula el trabajo de la administración municipal, y el proyecto que no se votó era una excepción a esa ordenanza por eso necesitaba esa cantidad de votos”.

Asimismo, la concejal también aseguró que “se le va a seguir dando prioridad a los trabajadores de la Coopi, pero ya todos los que entren bajo la prestación del servicio lo van a hacer bajo el régimen municipal (…) Entraría como un empleado nuevo al sistema municipal”, explicó Livelli, una posibilidad que se extendió hasta el 17 de febrero inclusive.

“Criminalización”

Por su parte, desde el gremio (SIPOS) también expresaron sentir “un fuerte malestar por la criminalización de la protesta que está llevando adelante el gobierno de Carlos Paz Unido, que ha implicado la detención e imputación del secretario general, Gustavo Valdez”, continuaron el comunicado.

Anticipando que “está previsto un recrudecimiento del conflicto”. Y enfatizando en que que para ellos, “el municipio pretende asumir la prestación del servicio de agua el próximo 26 de febrero sin explicitar un plan técnico y sin garantizar la continuidad de los puestos de trabajo que hoy sostiene la Coopi”, completaron el escrito.

Foto de portada: imagen ilustrativa.