En el marco de una investigación por distribución de imágenes de abuso sexual infantil, detuvieron a un ex seminarista y allanaron dos sedes de formación sacerdotal de la iglesia católica. Se trata del Seminario Mayor Nuestra Señora de Loreto, de la ciudad de Córdoba y la Sede Franciscana de San Antonio de Arredondo.

El fiscal de cibercimen de Córdoba comenzó a cruzar información tras un alerta recibida desde Estados Unidos. Sucede que un reporte advirtió que desde una dirección IP de Argentina se estaban distribuyendo pornografía infantil.

Así fue que se llegó a la casa de un joven de 23 años, aspirante a sacerdote, llamado Jonatan Mansilla. En la vivienda encontraron dispositivos y material que comprometen al seminarista. Por esta razón, el joven quedó detenido y el fiscal de la causa lo imputó por “distribución de imágenes de abuso sexual infantil agravada por la participación de niños menores de 13 años”.