Las lluvias de los últimos días provocaron crecidas en los ríos de la zona a lo que se sumó los milímetros que se registraron en la alta montaña. Esto derivó en que cierta turbiedad del agua que alertó a los usuarios. Por tal motivo desde la Subsecretaría de Agua y Saneamiento aclararon que el servicio de agua continúa cumpliendo con las condiciones de potabilidad y salubridad correspondientes, garantizando que la misma es apta para el consumo humano.

En este sentido, los profesionales del área explicaron que, las crecientes de los últimos días causaron movimiento en el fondo de los ríos, generando turbiedad y olor en el agua. Asimismo, aseguraron que se están realizando los procesos químicos correspondientes, en tanto que en la Planta de Cuesta Blanca la toma de agua ya tiene la tonalidad habitual.

«Cabe recordar que la falta de inversión por parte de la anterior prestataria Coopi, derivó en que las tomas de captación de la planta de Cuesta Blanca presenten daños e inconvenientes que estamos reacondicionando, con las inversiones necesarias para garantizar un servicio de calidad y al precio justo»; denunciaron desde el municipio.