“Señor juez, solo quiero mi casa. Estoy próximamente en la calle”, reza el cartel que sostiene Jorge Quinteros, el hombre que se encandenó en la puerta de los Tribunales de Villa Carlos Paz pidiendo que le devuelvan su casa.

Encadenado en Carlos Paz Foto: Geni

Este hombre sostiene que su mujer realizó una denuncia de violencia de género en su contra, pero que en realidad la acusación es falsa. Según el relato de Quinteros, toda esta historia (de la disputa por la propiedad) comenzó a principios del año pasado, cuando la pareja, que había estado casada muchos años y se había separado, decidió darse una nueva oportunidad.

Luego de 6 años de estar separados, Quinteros volvió a convivir con la madre de sus hijos, pero con el correr de los meses se dió cuenta que la cosa no funcionaba y decidió dar por terminada la relación. En ese momento, el hombre le pidió a su exesposa que se fuera de su casa y ella se negaba.

Cabe destacar, que según afirma Quinteros, la mujer en la primera separación se había quedado con sus hijos en la casa que compartían en ese entonces y que se encuentra ubicada en un terreno que pertenece a los padres de su expareja.

Posteriormente, compró un terreno en Tanti y construyó una nueva casa (en la que estaban conviviendo tras la reconciliación), que tuvo que dejar luego de la denuncia por violencia de género en su contra. Lo cierto, es que el hombre se quedará en la calle y le pide al juez por su situación.