La bioquímica Verónica Reyes relató a Noticiero Doce el actual panorama sanitario que se encuentra atravesando el Hospital Domingo Funes, ubicado en Santa María de Punilla, nosocomio y referente regional de la lucha contra el coronavirus.

Según su relato, afirmó que tres pacientes murieron por coronavirus tras no poder ser derivados “en tiempo y forma” a camas de mayor complejidad, en donde según explica, “hubiesen tenido una segunda oportunidad”.

“El último fin de semana de mayo se improvisó una terapia intensiva, es decir, pacientes que requerían directamente el respirador. Fue todo un caos, desarmar una guardia para poner esas salas, esos respirados, y ya no con una consulta febril, sino ya la urgencia directamente”, expresó Reyes en declaraciones al programa televisivo Noticiero Doce.

Bioquímica Verónica Reyes, del Hospital Domingo Funes en declaraciones a Noticiero Doce.Captura / video Noticiero Doce.

“Lo que antes era la guardia polivalente ahora se transformó en una terapia un poco improvisada de Covid. De siete camas que están ocupadas, seis tienen respiradores hoy”, agrega, explicando además, que la terapia “está al cien por ciento”. “Hoy está colapsado, su capacidad operativa llegó al límite”, afirmó la profesional.

Respecto a pacientes con coronavirus fallecidos tras no poder ser derivados a camas de mayor complejidad, Reyes expresó: “Han fallecido, sí. Falleció una señora que se complicó en clínica médica y no se pudo derivar en tiempo y forma. No había cama, si hubiese habido cama, hubiese tenido una oportunidad más por lo menos y no la tuvo”. Y ante la pregunta de cuántos casos de estas características hubo, la bioquímica respondió: “Que yo conozco, tres”, y dentro de este mismo hospital, reconoció Reyes.

Foto de portada: imagen ilustrativa / archivo.