Fue una noche movida para la Departamento Unidades de Alto Riesgo (D. U. A. R) en materia de rescates acuáticos. Por un lado tuvieron que asistir a un hombre de 28 años que se metió a nadar en las aguas de lago San Roque cerca de las 2 am.

Todo indica que el joven hombre, oriundo de Carlos Paz, habría tomado la decisión de darse un baño refrescante en el espejo de agua frente al sofocante calor que se vivió anoche. La aventura culminó cuando debieron rescatarlo puesto que no podía volver a la costa.

Por otro lado también en el mismo dique, unas horas antes la DUAR Debió rescatar una embarcación. Se trata de un kayak que contaba con tres ocupantes quienes manifestaron que habían quedado varados en el agua, sin poder retornar.