Una familia de la localidad de Estancia Vieja tuvo que ser hospitalizada por una intoxicación con monóxido de carbono. El hecho ocurrio en el marco de una reunión familiar celebrada en la manzana 240, calle 2 en la que se encontraban 6 adultos y 5 menores, entre los que se econtraban un bebé de 1 un año.

Según se pudo saber, una cocina en desperfecto sufrió una perdida de gas dentro del domicilio. Las personas que se encontraban allí sintieron malestar; naúseas y dolor de cabeza por lo que debieron se trasladados a la Clínica Punilla, desde donde fueron derivados al Hospital Regional Domingo Funes.

Es importante recordar que frente a la llegada del frío aumentan los casos de intoxicaciones con monóxido de carbono, ya sea porque las vivienda están más cerradas, y por lo tanto menos ventiladas, como así también por los métodos que se utilizan para calefaccionar. En este sentido desde la Departamental Punilla recordó que este tipo de accidente doméstico puede tener consecuencias letales pero evitables si se adoptan sencillas medidas de seguridad:

• Realizá la instalación domiciliaria o industrial de artefactos de combustión a gas con un profesional matriculado y asegurate de contar con la aprobación del Ente Regulador de Gas (ENARGAS).

• Utilizá artefactos de calefacción en el interior de un inmueble, verificá la correcta instalación de rejillas de ventilación, revisando que no estén obstruidas con papeles, cintas o muebles, que permitan que los gases de combustión salgan al exterior y se renueve el oxígeno.

• En dormitorios o pasillos cercanos, instalá artefactos de calefacción del tipo “tiro balanceado”.

• Evitá quedarte mucho tiempo en lugares cerrados que tengan encendidos motores a explosión.

• Ante un escape o pérdida de gas, llamá inmediatamente a un profesional matriculado, ventilá el ambiente, cerrá la llave del artefacto y no prendas ni apagues las luces.

• No utilices las hornallas y hornos para calefaccionar.