El gobernador de la provincia, Raúl Jalil participó en la Conferencia Industrial de la Unión Industrial Argentina y habló sobre diferentes temas de importancia para Catamarca. Entre ellos, la reforma constitucional, la continuidad del Gabinete y la negativa para un posible bono para la administración pública.

Jalil hizo hincapié en la importancia de la reforma constitucional: los legisladores “deben empezar a trabajar en marzo y no desde mayo, que es un privilegio innecesario”. Luego agregó que, “pensamos que hay que reformar la Constitución por todo lo que les he explicado, el mundo ha cambiado a gran velocidad, la pandemia le ha dado una velocidad distinta y creo que Catamarca necesita una nueva reforma, sin reelecciones indefinidas, que empiecen a trabajar los legisladores el 1 de marzo, no de mayo”.

Con relación al gabinete, el gobernador dijo que “habrá un pequeño achicamiento, la gente lo pide, es importante porque han sido dos años muy duros para mucha gente que han estado en el Poder Ejecutivo, tal vez es conveniente que cumplan otro rol”.

Por otra parte, Jalil desestimó la posibilidad del pago de un bono navideño para la administración pública, ya que aseguró que “no hay recursos”. Además agregó que, “el sueldo que hoy tiene el empleado público por seis horas de trabajo es muy buen sueldo comparado al privado”.

“Tenemos que pensar en darles préstamos a los hoteles, se ha generado gracias a PreViaje y a una campaña que hicimos en Catamarca que los hoteles estén llenos, tenemos que aprovechar con un fuerte incentivo hacia ellos”, cerró.