El juez, Ives Bastián, y las partes intervinientes en el caso por el accidente de Bruno Escobar, recorrieron en boliche “Costa Cruz”. Fue ayer, y se realizó para llevar adelante la reconstrucción de los hechos. “No pudimos reconstruirlo, pero hicimos una inspección ocular”, dijo la fiscal María José Fonseca.

Desde la División Criminalística, se realizaron las mediciones correspondientes. Asimismo, desde el Ministerio Público Fiscal, se estableció que el viernes 1 de octubre, desde las 8:30, se realizará la lectura de los alegatos.

En el lugar estuvieron presentes, además de los ya mencionados, el abogado querellante, Juan José Buteknica; el único acusado de la causa, Guillermo Pientatrueno; y sus abogados defensores, Pablo Moyano y Carlos Medina.

El accidente

El 16 de septiembre de 2016, cuando se produjo el accidente, los hermanos Guillermo y Gabriel Pientatrueno eran los encargados del boliche Costa Cruz. Bruno Escobar se cayó desde unos cuatro metros de altura, al caer por una escalera.

Como consecuencia del hecho, Bruno, que tenía 19 años, sufrió la quebradura de la quinta y sexta vértebra de su columna, y quedó cuadripléjico.

Gabriel Pientatrueno, uno de los hermanos, falleció el 16 de julio de 2017, como consecuencia de una falla cardíaca.