La crisis golpea duro a los artistas que llevan más de medio año sin poder actuar en vivo, en una parálisis total que afecta a entre otros al cuarteto, la principal industria cultural de Córdoba.

Entre los que han sentido el impacto está Rubinho, histórico integrante de Chébere, que por estos días ha regresado a Brasil, en busca de un trabajo para enfrentar estos meses sin posibilidades de cantar.

Desde Río de Janeiro, donde está con su hermana y sus dos sobrinos, el popular cantante de cuarteto cuenta que ahora se dedica a dar clases de castellano pero piensa en volver a Córdoba, mientras cuante que "acá en Río de Janeiro la gente está acostumbrándose a convivir con el virus", expresó en diálogo con Cadena 3.

Estar en su tierra natal es un alivio, pero Rubinho es cordobés del alma y aquí lo esperan su esposa e hijos: "me costó y me dolió tomar la decisión", dijo y anticipó que volverá a la Docta cuando pase la pandemia.