El Sindicato Unión Obreros y Empleados de la Municipalidad (Suoem) confirmó que todavía queda un empleado detenido, por los serios incidentes del viernes pasado durante una manifestación y posterior represión policial.

Además, anticiparon a La Voz que habrá nuevas protestas, y "sorpresivas", tras rechazar una propuesta salarial del municipio.

La comisión directiva del Suoem se reunió el viernes luego de la marcha y los disturbios, que dejaron el saldo de ocho detenidos. En el encuentro elaboró un documento ratificando el plan de lucha.

De todos modos, desde el gremio decidieron "mantener la voluntad de diálogo", más allá de que habrá nuevas acciones durante esta semana y serán "sorpresivas".

La mayoría de los detenidos fue liberado el mismo viernes, y este domingo dos más. Un empleado, Darío Rosales, permanece preso y a disposición del fiscal por averiguación de antecedentes.​

El ofrecimiento de la gestión del intendente Martín Llaryora había sido del 10 por ciento no remunerativo en octubre y otro 10 por ciento no remunerativo en diciembre.