Este miércoles, el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem) volvió a marchar por las calles de Córdoba capital en protesta. Hubo cortes de calle, incidentes, agresiones, bombas de estruendo y pintadas.

El gremio pide una recomposición salarial. Desde la Municipalidad ya adelantaron que estan trabajando para suspender a los empleados que fueron detenido durante las movilizaciones.

El punto más crítico de la marcha se generó en la calle Chacabuco al 700. Los manifestantes arrojaron bombas de estruendo, pintaron e intentaron a ingresar a un edificio alquilado por el municipio. Se prevé que en ese lugar se va a instalar el nuevo Registro Civil municipal.

Imágenes: Victoria Simes y Carolina Maldonado para Vía Córdoba.

Cabe recordar que la semana pasada, también hubo jornadas de protesta violentas por parte de los representantes de Suoem. Se registraron al menos seis policías heridos y siete manifestantes detenidos.

(Foto: Pedro Castillo/La Voz)