Tras sufrir una agresión por parte de presuntos manifestantes del gremio municipal Suoem, el comerciante Marcos Ferreyra pide ser admitido como querellante, en reclamo de que se identifique a sus agresores y se los sancione si se comprueba que son empleados municipales.

El viernes, Ferreyra fue atacado por manifestantes en ocasión de una marcha organizada por el sindicato municipal y ahora pide que se determine la identidad de sus agresores, quienes lo golpearon con violencia en su local de Mariano Moreno y Pueyrredón, de barrio Observatorio.

El abogado Carlos Nayi, comentó que Ferreyra pidió al instructor judicial que identifique y detenga a los "entre 10 y 12 trabajadores del Sindicato de Empleados Municipales que lo golpearon de manera furibunda", dijo en declaraciones a La Voz.

A continuación, refirió que su cliente pide al intendente Martín Llaryora aplique la Carta Magna municipal "que lo faculta en casos específicos a disponer cesantías cuando se ha generado un riesgo para la vida, para la salud de la persona y ante estrépito público, para que identifique a todos los responsables y sean inmediatamente cesanteados", aseguró.