A una cuadra de la comisaría de Jesús María, golpearon a cuatro jóvenes y uno quedó hospitalizado

Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa. Foto: policía de misiones

El grupo fue emboscado a la salida de un local bailable. Las víctimas temen hacer la denuncia.

A dos meses de que Ezequiel Cabrera cayera del puente de Plaza España al ser perseguido por una patota, cuatro jóvenes sufrieron una situación similar en la ciudad de Jesús María. En este caso, el ataque ocurrió a sólo una cuadra de la Unidad Judicial de la localidad.

Según detalló Noticias de Jesús María, los atacantes, que también serían adolescentes, golpearon a uno de los jóvenes en el piso y le provocaron gravísimas lesiones. Mientras que, a otro, lo persiguieron por varias cuadras pero pudo escapar.

El relato de las víctimas

El hecho ocurrió el pasado domingo a la madrugada, cuando las cuatro víctimas salían de un bar céntrico y caminaron hasta esperar a uno de los padres que iba a buscarlos. Delante de ellos, iba otro grupo que, en un momento, se detuvieron y comenzaron a atacarlos.

Los adolescentes aseguraron que el ataque fue muy violento y sospecharon que tenían intenciones de robo, aunque no les sustrajeron nada. Los golpes se detuvieron cuando llegó el auto del papá de uno de los menores.

Familiares de las víctimas admitieron que los chicos no quieren hacer la denuncia porque tienen miedo a tener mayores represalias. “No había un solo móvil, un solo policía que los pudiera auxiliar”, contaron.