En la tarde-noche del lunes, un hombre fue apuñalado en barrio Guiñazú, en la zona norte de la ciudad, luego de que un delincuente lo asaltara y despojara de su sueldo. La víctima, de apellido Torres, debió ser hospitalizada por la gravedad de las heridas.

//Mirá también: Inseguridad en Córdoba: vecinos de Río Ceballos denuncian desprotección

El hecho se registró pasadas las 19, cuando un quintero fue a cobrar su sueldo a un domicilio ubicado en calle Juan B. Justo al 9.000. El hombre se encontraba afuera del lugar, donde funciona una rotisería, para retirar el dinero que le correspondía; cuando ya lo tenía en su poder, un delincuente lo amenazó con una punta y vació sus bolsillos.

No conforme con esto, continuó golpeando a Torres y clavó una puñalada en su pecho a la altura del corazón. “Yo estaba del otro lado de la reja. De la desesperación no encontraba la llave para salir y golpearlo de un botellazo, aunque sea. Fui corriendo a llamar a la Policía, pero en vez de mandarme rápido un móvil, me hicieron miles de preguntas”, comentó a Vía Córdoba, la dueña del domicilio donde ocurrió el hecho.

Tras lo ocurrido, vecinos reclaman mejor seguridad y más recursos para la comisaría zonal. “Estamos a tres cuadras de la comisaría y el primer policía llegó caminando, porque no había móviles. Después llegaron más y fueron los que llevaron a Torres al hospital, porque el 107 no vino nunca”, reclamó la entrevistada.

//Mirá también: Sin tregua: filman otro robo en un comercio de Alta Córdoba

Torres fue herido en el costado izquierdo del pecho, con una punción profunda “que casi llega al pulmón”, relató la mujer quien también confirmó que la víctima ya está de alta.

En cuanto al delincuente, no se lo ha podido identificar aunque pudieron visualizarle una marca distintiva en una de sus piernas. En tanto, uno de los vecinos de la zona aseguró que alguien de las mismas características había pasado una noche anterior por la cuadra.