Confirmaron que los restos encontrados en Ascochinga son del joven desaparecido en 2018

Ascochinga.
Ascochinga.

Estudios forenses determinaron que se trata de Nicolás Ezequiel Argüello.

Cuatro años después de su desaparición, hallaron los restos de Nicolás Argüello en la localidad de Ascochinga. El joven fue visto por última vez a fines del 2018 y los operativos de búsqueda posteriores fueron infructuosos. Fueron fuentes judiciales las que confirmaron la identidad de los huesos encontrados.

En septiembre, la Fiscalía de Instrucción de Jesús María, apoyado por el Instituto de Medicina Forense y personal de Policía Judicial, confirmó el hallazgo de restos humanos en un cerro de la Reserva Natural de la Defensa de Ascochinga.

Según trascendió, personal militar descubrió los restos mientras practicaban maniobras de entrenamiento. Inmediatamente, avisaron al personal policial.

En el sitio, fueron encontrados los huesos, junto a la vestimenta, las pertenencias (una mochila negra marca Wilson), la billetera y la documentación del joven caroyense que tenía 25 años cuando desapareció y que cumpliría 29 años este mes.

Todos los indicios nos dicen que se trata de él, pero la prudencia nos obliga a esperar los resultados de las pericias forenses para asegurar que los restos también son los de él”, explicaron en su momento a La Voz fuentes relacionadas con el operativo.

Confirmaron que los restos eran de Nicolás

Este jueves, fuentes judiciales confirmaron que los restos óseos encontrados corresponden a Nicolás Ezequiel Argüello. Estudios realizados por Antropología Forense consideraron la información biológica de los restos y del joven (edad, sexo y estatura), y la obtenida del cotejo odontológico.

Tras las pericias realizadas en el lugar, descartaron que haya intervenido una tercera persona que pudiera estar relacionada con el deceso del joven.

La desaparición del joven

Nicolás Argüello fue visto por última vez el 9 de diciembre de 2018. Cuando su desaparición se hizo pública, la familia recibió diferentes llamados del paradero del joven. Sin embargo, sus padres siempre solicitaron una búsqueda en Ascochinga, ya que era una zona que frecuentaba el joven.

Personal especial de Policía rastrilló la zona alrededor del 20 de diciembre de ese año sin éxito alguno. Lejos estaban de saber que Nicolás había elegido una senda escasamente transitada y de difícil acceso.

Temas Relacionados