Día tras día, los hechos de inseguridad en Córdoba se van tornando cada vez más frecuentes y violentos, mientras vecinos y trabajadores se encuentran solos e indefensos, como le ocurrió al chofer asesinado anoche, en Villa Boedo, en una situación que generó el paro total de UTA, que reclama seguridad.

Mirá también: Muerte en la noche: asesinan a chofer de Ersa.

En tal sentido, la titular de la seccional cordobesa del sindicato de choferes, Carla Esteban, recordó el reclamo sostenido que los trabajadores parecen haber expresado en el desierto ya que no han obtenido respuestas: “esto viene de muy larga data, hace mucho solicitamos seguridad”, dijo en declaraciones a Canal 10.

“Lo que pasó con nuestro compañero era completamente previsible”, señaló y agregó que tiempo atrás “nos prometieron que los coches iban a estar acompañados por patrulleros... El acompañamiento policial comenzó a cortar el horario y llegó un momento que ya no lo hacían”, reclamó la jefa sindical.

Mirá también: La inseguridad castiga también en Sierras Chicas.

Luego insistió en el carácter de demanda que tiene el paro decretado hoy y dijo “necesitamos que nos precisen cómo van a hacer que esto no vuelva a ocurrir. Hasta que no nos garanticen medidas para nuestros compañeros la medida no se va a levantar”, advirtió sobre una medida que acompañan los choferes de todas las empresas: “las demás empresas adhirieron porque esto le podría haber pasado a las chicas del trole o un chofer de Coniferal”, argumentó

“Da bronca que esto lo veníamos advirtiendo y hacían caso omiso. El costo político lo pagan los compañeros arriba del colectivo porque ellos dan la cara”, cerró la sindicalista.