En medio de la conmoción por el asesinato del cordobés Federico Mazzoni en pleno Playa del Carmen, familiares de la víctima hablaron sobre el crimen y aseguraron que los sicarios buscaban a Jorge Marzuca Fuentes, el dueño del parador Mamita´s en el que trabajaba el argentino. Tanto la hermana como el padre de Federico coincidieron en que el empresario estaba “escondido hacía dos días”.

“Él (Mazzoni) era gerente hace muchos años del club de playa y la mano derecha de Jorge Marzuca, que es el dueño del parador. Mi hermano siempre respondía en nombre de él”, indicó Victoria, hermana del hombre asesinado a balazos. Y explicó: “Marzuca denunció algo que no debió denunciar y lo buscaron, pero no lo encontraron porque hacía dos días que estaba escondido y agarraron a mi hermano”.

En diálogo con América TV, la mujer aseguró que su hermano no les había comunicado ninguna inquietud ni nada que indicara que podía pasar algo similar. “Federico no se lo esperaba, tenía un trabajo complicado pero lo sabía manejar. Ese club recibe gente de todo tipo y hay muchos negociados de por medio”, señaló Victoria, y remarcó que “es un parador al que asisten narcotraficantes y policías, hay mucho dinero de por medio”.

Por otra parte, al ser consultada sobre el círculo que rodeaba a su hermano en México, la joven explicó que no tenía familia directa allá y que solo contaba con un puñado de amigos de confianza. Por este motivo, solicitó que el consulado les brinde dos pasajes a sus hermanos para que “puedan viajar lo antes posible para resolver muchas cuestiones que solo las puede hacer un familiar directo”, entre las que se destaca traer el cuerpo de Federico a Argentina.

El padre de Federico Mazzoni explicó cuál sería la causa de su asesinato

Otro familiar que se pronunció respecto del asesinato de Federico Mazzoni fue su padre, quien contó lo que conocen hasta el momento. “Se sabe muy poco, pero parece que fue un tema político, una represalia por una denuncia hecha por el dueño del lugar”, comenzó explicando el hombre.

El dueño filtró unos documentos en donde el gobernador había dado bajo cuerda a un venezolano 44 millones de dólares para carpas Covid sin pasar por licitación”, narró en diálogo con Noticiero Doce. “Los sicarios parece que fueron a matarlo o hacerle un aviso matando al que le seguía”, sentenció claramente afligido.