La crisis potenciada en Córdoba por la cuarentena castiga con especial dureza a la industria del espectáculo y la “nueva normalidad” no propone soluciones alentadores en el mediano plazo, por lo que son muchos los espacios condenados a muerte.

Por estas horas, la preocupación reina entre los empleados de la Sala del Rey, un clásico de la música popular que podría cerrar sus puertas y dejar su gran salón en manos de un supermercado.

En tal sentido, un empleado de Sala del Rey ha comentado en Cadena 3 que “nos hemos enterado en esta semana de que la Sala va a cerrar, que va a cambiar de razón social y va a pasar a ser un supermercado”, dijo Emiliano.

Seguidamente, el empleado reclamó: “en el transcurso de la cuarentena, jamás recibimos un llamado de ninguno de los representantes, dueños o encargados de la Sala. Únicamente ahora para decirnos que nos van a desvincular”, protestó.