Mientras aumentan los casos de coronavirus en Córdoba y se analizan nuevas restricciones, los jóvenes siguen organizando fiestas clandestinas. Este fin de semana en la capital provincial detectaron dos eventos de este tipo entre los que calcularon que se movilizaron unos 550 jóvenes de entre 20 y 30 años.

//Mirá también: Pese al incremento de casos, continúan desarticulando fiestas clandestinas en Córdoba

Según el informe dado a conocer por La Voz, uno de estos eventos se llevaba a cabo en barrio Guiñazú, mientras que el otro se organizó en Parque Liceo.

Según detallaron autoridades de la Dirección de Espectáculos Públicos a dicho medio, en el evento llevado a cabo en barrio Guiñazú cobraban una entrada de 500 pesos y solo se podía acceder en vehículos particulares o en taxis. Allí detectaron unas 350 personas.

“Esto se realizó en una zona de casas quintas. Se trató de una fiesta de magnitud, con logística, luces, consola de sonido, máquina de humo, gran cantidad de bebidas, baños químicos y cobro de entrada, de acuerdo con lo que relató uno de los asistentes”, indicó el director de Espectáculos Públicos municipal, Julio Suárez, a La Voz.

Fiesta en Parque Liceo

Por su parte, en el otro evento detectado en el norte de la capital provincial, se contabilizaron unos 200 jóvenes que habían asistido a una fiesta en una casa particular.

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: preocupación en sanatorios privados por la ocupación de camas

“Lo que observamos es que se rompió la tendencia en cuanto a que había una disminución de la cantidad de fiestas y de los asistentes, con reuniones de 25 personas, pero ahora nos encontramos con fiestas en casas, como en Parque Liceo, de 250 asistentes”, detalló Suárez.