Miguel Ángel Rodríguez es un vecino de Río Ceballos que decidió donar su largo cabello para mujeres y niñas con cáncer. El hombre, de 49 años, cuidó de su pelo durante más de dos años para poder emprender esta tarea solidaria y así ayudar a más mujeres que cursan una enfermedad oncológica a acceder a una peluca.

El motivo de esta decisión tiene que ver con una situación que tuvo que vivir Miguel Ángel en su entorno familiar. Es que, tanto su madre como su abuela padecieron esta dura enfermedad años atrás.

Un hombre donó su cabello para confeccionar pelucas para mujeres y niñas con cáncer (LaVoz).

Al vivir tan de cerca ese padecimiento, Miguel, que se desempeña como profesor de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), se prometió dejarse crecer el pelo para algún día poder donarlo. Y ese día llegó nada más ni nada menos que durante el mes de prevención y concientización sobre el cáncer de mama.

En ese marco, el también miembro de la comunidad scout se enteró que en Mendiolaza había una campaña que consistía en un corte de cabello gratuito siempre y cuando donara un mechón de 25 centímetros. En ese momento, no dudó y fue a hacerse el corte.

La emoción que generó el empático acto

Si bien la campaña estaba dirigida principalmente a mujeres, el gran protagonista fue Miguel. “Me sorprendí y me emocioné cuando fui hace unos días a retirar los cabellos donados y me cuenta Sandra (la peluquera) la historia de Miguel. Es muy simbólico que un hombre done su cabellera para esta causa tan solidaria hacia las mujeres y niñas”, señaló Nicolás Martínez Dalke, autor de la iniciativa.

Miguel Ángel se convierte en un ’Sansón del amor’ que no pierde la fuerza al cortarse el pelo, sino que se la traslada a mujeres para seguir luchando contra esta horrible enfermedad. Estamos felices porque la campaña finalizó con total éxito, y creemos que es necesario difundir esta gran acción de Miguel, que seguramente generará sinergia y movilizará a otras personas a seguir donando cabello”, concluyó Martínez Dalke.