La segunda ola del coronavirus se hace sentir fuerte en Villa María, donde advierten que la disponibilidad de camas en el sector privado está llegando a su límite, mientras avanza el número de contagiados en la ciudad y la región.

//Mirá también: Bell Ville, sin camas críticas disponibles.

La escasa disponibilidad amenaza con ser un problema en Villa María en los próximos días y al respecto el infectólogo Dario Quinodoz indicó que “la internación es prolongada, no menor a 10 días y estamos trabajando con los pacientes no Covid también”, contó a Radio Villa María.

Seguidamente, enfatizó la necesidad de reforzar la prevención: “nada va a ser suficiente, mientras no haya restricciones verdaderas y no cosméticas y se continúe con la presencialidad escolar”, opinó.

“Hay dos problemas: la movilidad nocturna y lo otro es la presencialidad escolar, todos los países ya pasaron por lo que estamos pasando”, sostuvo.

//Mirá también: El parte diario de la pandemia en Córdoba.

En esa sintonía, el médico cargó las tintas al comportamiento de los vecinos: “creo que la sociedad actúa con una irresponsabilidad muy alta, hoy tenemos contactos estrechos que no se aíslan, gente que realiza viajes al extranjero que al otro día sale sin aislarse, una serie de situaciones que llevan al aumento de casos”, reclamó.

“Hoy tenemos plasma, el suero equino que son tratamientos que no son 100 por ciento efectivos, pero aportan a la mejoría de las personas”, relató sobre los tratamientos que se aplican.