Denunció un intento de secuestro en barrio Alta Córdoba: “Quería llevarme al auto”

El hecho ocurrió en una para de colectivo ubicada en calle Isabel la Católica y Tucumán.
El hecho ocurrió en una para de colectivo ubicada en calle Isabel la Católica y Tucumán. Foto: Google Maps

Camila contó a Vía Córdoba cómo fue la situación y reclamó que en la Policía caratularon al hecho como “intento de robo”.

Camila G. denunció que un hombre intentó secuestrarla el pasado domingo, en barrio Alta Córdoba de la ciudad de Córdoba. La joven aseguró que el sujeto no le quitó sus pertenencias sino que sólo quería llevarla hasta un auto estacionado en la esquina. En comunicación con Vía Córdoba, contó los detalles.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la mañana, cuando la joven de 20 años estaba en la parada del colectivo de calle Isabel la Católica y Tucumán. En frente, se encontraba un hombre de 30-35 años que caminaba por la plaza. La situación era normal hasta que el sujeto se le avalanzó.

El relato del horror

“Se cruzó de calle en un momento que yo no lo vi, me agarró de la capucha y de la mochila y me tiró al piso para atrás”, recuerda Camila. Automáticamente, la joven interpretó que se trataba de un robo, por lo que procedió a aferrarse al celular que tenía en sus manos.

“Yo estaba hecha un bollito con los ojos cerrados y gritaba, la verdad no sé cuánto tiempo pasó. Lo único que recuerdo era que me pedía mis cosas y me repetía ‘vení conmigo’”, relató la joven. La joven no pudo verle la cara al sujeto, sólo recuerda que tenía 1.70 m. de altura y tez morena.

No intentó pegarme, no sacó ningún tipo de armas, sólo me decía que fuera con él y me tironeaba de la tira de la mochila para intentar arrastrarme hasta que la rompió”, agregó la joven.

La ayuda de los vecinos

Fue un joven que pasaba en bicicleta el que advirtió el hecho y le gritó al sujeto. Una situación que provocó que el hombre saliera del lugar corriendo.

“Vino mucha gente a preguntarme cómo estaba, inclusive el chico de la bici fue a perseguirlo junto con un taxista que estaba en la otra esquina, se quedaron conmigo un señor, su hija, y un niño de aproximadamente 13 años, me dieron agua y me ayudaron a que me calme”, detalló Camila, que no dudó en agradecer a todos los que se solidarizaron por la situación.

“Cuando volvieron el taxista y el chico de la bici me contaron que el hombre estaba un auto gris sin patente en la esquina esperando. Ahí fue cuando me di cuenta que no sólo quería que fuera con él para sacarme mis cosas, sino que quería llevarme al auto”, aseguró la víctima.

Una denuncia incorrecta

Tras el hecho, los vecinos que advirtieron la situación llamaron a la Policía. “Hice la denuncia online con ellos en la patrulla, pero la pasaron como “intento de robo”, aún cuando les dije que no fue sólo eso”, reclamó la joven.

Ahora, la joven hará una segunda denuncia en el Polo de la Mujer extendiendo su sospecha de que no se trató de un robo común y corriente.

Temas Relacionados