El gobernador Juan Schiaretti fue operado el martes 11 de mayo en el Sanatorio Allende para removerle un “quiste complejo” en un riñón. Este sábado se conocieron los resultados del análisis anatomopatológico del quiste renal extirpado.

Según el informe realizado por el Laboratorio de Anatomía Patológica del sanatorio Allende, se trata de una “pieza de Nefrectomía parcial de polo superior de riñón derecho, la cual muestra el examen de anatomía patológica un carcinoma renal de células claras de tipo quístico de 1,5 cm de diámetro mayor”.

Esto quiere decir que se trata de un tumor maligno con característica de quiste que debía ser extirpado, confirmaron fuentes médicas a Vía Córdoba.

“Sin compromiso de tejidos circundantes con márgenes quirúrgicos seguros y libres de lesión”, explicaron desde la cuenta de Twitter del Gobierno de Córdoba.

Y agregan en los estudios realizados: “Se concluye que la resección quirúrgica fue completa y segura por lo que no es necesario realizar ninguna terapia complementaria, siendo el mismo de carácter curativo”.

Es por eso, y según explicaron, no necesitaría hacer ni quimioterapia, ni radioterapia, ni ningún otro tipo de tratamiento. Solamente el reposo que mantiene el gobernador en su casa.

“Schiaretti deberá, sí, someterse a controles frecuentes, en principio cada tres o cuatro meses”, aclaró el director médico del Sanatorio Allende, René Vandersande, a La Voz.