Un cóndor fue encontrado herido a la vera de la ruta 148, en Traslasierra. Una pareja de motociclistas lo subieron a la moto e intentaron llevarlo a una veterinaria. Pero ante los “picotazos” debieron pedir ayuda a la Policía. El animal recibió atención médica y descubrieron que tenía siete perdigones en su cuerpo.

Actualmente, está bajo observación en la reserva Tatu Carreta y deberá ser intervenido quirúrgicamente. La veterinaria a cargo dijo que una de las principales complicaciones es la lastimadura que tiene en una pierna.

Insólito. Encontraron un cóndor herido e intentaron llevarlo a una veterinaria en moto. (Gentileza El Corredor)

María Ahumada, veterinaria del cóndor, dijo a El Doce: “Cuando llegó, le hicimos una radiografía y encontramos que tenía siete impactos de municiones. Hay algunas que parecen ser de fácil extracción”. Actualmente, el pájaro está estable e intentan evitar que el plomo de las balas lo intoxique.

Paralelamente se están ocupando de nutrirlo y suministrarle analgésicos y antibióticos. El objetivo es prepararlo para poder operarlo y retirarle los proyectiles con el menor riesgo posible. Aunque temen que no pueda volar: “Si mejora su pata y no encontramos otros perdigones que la compliquen, podría ser”.

Lo positivo es que, de recuperarse físicamente, su reintroducción a la vida silvestre debería ser sencilla. Ahumada explicó que al ser un ejemplar adulto, la intervención humana no debería afectar sus instintos de supervivencia.