Pidieron enviar a juicio a un empleado municipal del Centro de Participación Comunal (CPC) de Pueyrredón, de la ciudad de Córdoba.

Lo hizo el fiscal Rául Garzón. El hombre está acusado de intimidación pública agravada y lesiones luego de que un niño de cuatro años resultara herido al recibir el impacto de una bomba de estruendo.

//Mirá también: Habló la mamá del nene herido en la protesta del Suoem: “Tiraron una bomba de estruendo a cuatro metros”

Ocurrió cuando la madre llevaba al pequeño al Hospital Infantil y se cruzaron con una protesta del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoem), en noviembre de 2020.

Según el relato de Laura Lescano le tiraron una bomba de estruendo que quemó a su hijo en la “parte de la costilla”. “Lo agarré, le levanto la camisa y estaba sangrando”, dijo por entonces a El Doce.

En ese momento, al identificar a uno de los agresores, fue a increparlo y lo único que recibió fue burlas según contó.

A raíz del episodio, la mujer realizó una denuncia penal para que se identifique a los supuestos agresores.

//Mirá también: La Municipalidad de Córdoba suspendió a tres empleados por agresión

El hombre está imputado por el delito de intimidación pública agravada por el uso de explosivos (la escala penal va de tres a 10 años de prisión), lesiones culposas (de seis meses a cuatro años) y la violación al artículo 205 del Código Penal, según explicó el abogado de la mujer Carlos Nayi, a La Voz.