Un nuevo escándalo salpica a las fuerzas de seguridad de la provincia de Córdoba, con la detención de un guardiacárcel que llevaba consigo una importante cantidad de marihuana y una decena de teléfonos celulares, al momento de ser arrestado por la Policía.

Se trata de un efectivo que cumple funciones en la penitenciaría de la ciudad de Cruz del Eje y que este fin de semana fue detenido, con un 1.600 gramos de marihuana y varios móviles que llevaba en su mochila, en momentos en que concurrió al establecimiento penitenciario.

Por esta instancia es que la Justicia investigará ahora si tanto la droga como los teléfonos eran vendidos por el uniformado a los reclusos del penal, anticiparon voceros de la investigación en una causa que atiende la Fiscalía encabezada por Fabiana Pochetino.

Los datos del guardia no fueron dados a conocer pero se informó que lleva 13 años trabajando en ese penal del norte cordobés y que tras su arresto ha sido alojado en la cárcel de Bouwer de la ciudad de Córdoba.