A principios de mayo, se conoció la trágica muerte de Mariano Fernando Banega (48), un operario que sufrió una descarga eléctrica y cayó al vacío en barrio Las Flores. Tras el reclamo de la familia, este martes, la Justicia de Córdoba imputó al dueño de la empresa donde trabajaba el fallecido.

Fue el fiscal del Distrito 1, Turno 2, Guillermo González, quien acusó al titular de la empresa Leo Vía Pública, Leandro Andrés Renella, por homicidio culposo. El hombre estaba trabajando junto a su hijo cuando falleció, quien aseguró que la firma no brindó los elementos de seguridad correspondientes.

Barrio Las Flores. Un obrero ponía un cartel publicitario, cayó y se murió. (José Gabriel Hernández / La Voz) Foto: JOSE HERNANDEZ

Un accidente laboral fatal

Banega colocaba un cartel sobre la terraza de un local cuando, por un descuido, tocó un cable de media tensión con un caño. La descarga eléctrica provocó que el hombre cayera de una altura de seis metros e impactara de lleno en la vía pública.

Barrio Las Flores. Dolor por la muerte del operario (José Hernández/ La Voz). Foto: José Hernández

El hombre trabajaba en la firma hacía 27 años y al momento del hecho lo acompañaba su hijo (21), también empleado de la compañía. “Vio morir a su padre”, dijo Carlos Nayi, abogado de la viuda y querellante en la causa que instruye el fiscal González.

La figura de homicidio culposo contempla una escala de uno a cinco años de prisión. “Banega trabajaba de forma absolutamente irregular, en negro, sin materiales, sin arnés, sin guantes ni borcegos”, denunció Nayi a La Voz.