Con el contundente 3-0 de Belgrano sobre Alvarado, el DT Guillermo Farré ganó cinco de los últimos siete partidos para sumar 17 unidades en nueve fechas. En las primeras nueve del presente torneo de la Primera Nacional había cosechado once. Y el Pirata se puso a cuatro del puntero, que volvió a ser Tigre.

//Mirá también: Rocky Balboa, gol y figura en Belgrano: “Hay que seguir por este camino y con perfil bajo”

Lo que más me gustó es el convencimiento de los jugadores para llevar adelante una idea. Sabíamos que el partido se iba a plantear como se planteó, y que teníamos que estar predispuesto para saber jugar sin pelota y luego tener las posibilidades ofensivas. Generamos todas las situaciones que se vieron y eso me deja tranquilo. El grupo está comprometido y fluye el rendimiento de cada jugador”, destacó el DT Celeste.

//Mirá también: Belgrano tuvo una ráfaga y terminó goleando a Alvarado

“El partido de Agropecuario fue un traspié, a veces necesitás un cachetazo para darte cuenta de las cosas. Sirvió como un cimbronazo y hoy encontrarnos con un equipo que todos saben que son parte de una estructura. Tienen que creer en ellos, que se convenzan que la forma es esta. Eso hace más fácil tener este presente que se vio en cancha”, subrayó.

“En líneas generales los nombres se están repitiendo bastante seguido y ellos están sintiendo que pueden tener mejor rendimiento cuando se van conociendo. Los resultados también me dan la tranquilidad para poder contar con los mismos jugadores. La base es lo que se vio hoy”, añadió Farré.

Refuerzos

“Hicimos el esfuerzo para que los jugadores puedan venir. Pero esos jugadores no están en libertad de acción, hay que sacárselo a otros clubes. Se torna complicado. Los que fuimos a buscar, fue difícil conseguirlos. Hoy estamos detrás de algunos jugadores que nos pueden brindar algo positivo. Veremos si aparece alguno más en la semana”, explicó el técnico de Belgrano.

“De no ser así, seguiremos adelante con el plantel que tenemos. Es un plantel que se está brindando, que tiene muchas ganas de conseguir cosas importantes. Para traer gente que desestabilice el vestuario o la estructura, no quiero que mis jugadores se sientan invadidos por eso. Espero que los jugadores que puedan llegar se amolden. Si no llega ninguno, estoy contento con el plantel que tengo”, aseguró.