Después de que su caso tome trascendencia nacional, la cordobesa acusada de estafas millonarias negó los hechos y aseguró ser víctima de una “red de estafadores. A través de sus redes sociales, justificó el dinero de sus viajes y puntualizó que todo se trata de “calumnias e injurias”.

Lamentablemente fui víctima de una red de estafadores, usaron mi cuenta , y mi nombre para hacer estafas a muchas personas confiadas como yo”, comienza exponiendo la acusada. Al mismo tiempo apuntó contra los medios y afirmó ser “una víctima más”.

Dentro de un listado de hechos que desmiente, la mujer asegura que no tiene prisión domiciliaria ni condena. Esto último deberá determinarse a través de un juicio oral, que todavía no tiene fecha determinada.

“Se habla de mis vacaciones a Brasil para las cuales solicite un préstamo”, explicó. Y agregó: “Decidí irme a visitar a un pariente, por ende ni para un hotel me alcanzaba. Con tres millones, ¿sacaría un préstamo?”.

La mujer finalizó el comunicado apuntando: “No tengo nada que ocultar, no soy culpable. Espero que pronto se sepa la verdad y todos los damnificados tengamos una pronta solución”.