Son más de 800 las personas que permanecen bajo aislamiento preventivo tras la detección del primer caso positivo de variante Delta en Córdoba, a partir de un viajero proveniente de Perú que no cumplió con la cuarentena obligatoria.

//Mirá también: Variante Delta en Córdoba: cinco detenidos por propagar el virus

El reconocido infectólogo Hugo Pizzi calificó la acción como de “terrorismo sanitario”, por lo contagioso de la variante y ante el agotamiento del personal de Salud en la pandemia por coronavirus. El brote obligó a las autoridades a desplegar estrategias contrarreloj para contener el avance del virus y hasta este jueves son 17 los casos confirmados.

Los casos de COVID bajaron este viernes, pero preocupa el brote de la variante.Twitter @gobdecordoba

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: 15 muertes, 1.885 contagios y otros tres casos de la variante Delta

Se trata el viajero, de nacionalidad peruana y denominado “caso cero”, y 16 contagiados más. Todos residentes en la ciudad de Córdoba en barrios de la zona sur. Hasta aquí hay confianza en que el brote puede apagarse y que todavía no hay circulación comunitaria en la ciudad.

La mayoría de las personas detectadas como contactos estrechos viven en barrios humildes, con escasas posibilidades de cumplir distanciamiento social y, en el último tiempo, acompañadas de un relajamiento en las medidas de cuidado. Esta situación hace más complejo el rastreo de casos positivos.

Operativos

El Ministerio de Salud realizó tres operativos en distintos barrios de la ciudad de Córdoba, con 318 estudios, de los cuales 123 corresponden a PCR y 195 a test de detección de antígenos”. En barrio Los Naranjos y San Roque se colocaron puntos de testeos y de seguimiento.

Según pudo saber La Voz, hay cerca de 500 muestras en estudio en el Laboratorio Central vinculadas a este brote. Se estima que los resultados estarán durante el fin de semana. Son prioritarios para poder establecer la dimensión del brote.

El portador del virus de la variante Delta es un viajero de 62 años procedente de Perú, que había arribado al Aeroparque de Buenos Aires con test negativo antes del vuelo, el pasado 19 de julio de 2021. Desde allí, viajó en auto a Córdoba, con un acompañante. El 21 de julio se realizó el control de seguimiento telefónico y se programó el testeo que correspondía al séptimo día, que se concretó el 26 de julio. Allí, el resultado fue positivo. Pero además se detectó que portaba la variante Delta.