Tras la muerte de un policía que se resistió al robo de su auto, es la hermana de la víctima la que toma la voz para reclamar justicia ante la impunidad con la que actúan los malvivientes en Córdoba y dice: “”dejaron una hija sin su papá y ellos siguen sueltos”, se resignó.

Su hermano, Jorge Argüello, de 50 años, fue muerto de dos disparos de arma de fuego, en la madrugada del lunes, en un intento de robo ocurrido en barrio Alto Alberdi, por el que no hay detenidos ni pistas firmes.

“El domingo estuvimos juntos y después se fue a llevar a su hija, pero no volvió más”, relató la mujer sobre la última vez que vio a su hermano, que fue sargento y que llevaba cuatro años retirado.

Finalmente, reflexionó: “dejaron una hija sin su papá y ellos siguen sueltos”, se lamentó y agregó que “al final, la gente buena honesta sale a trabajar todos los días y les pasa algo, en cambio los delincuentes andan sueltos por la calle sin que les pase nada”, sostuvo.