Vinieron a pasar unos días a Córdoba y se toparon con la triste realidad que padecen los cordobeses a diario, con la inseguridad sin remedio ni solución, en la que además de ser robados se toparon con una respuesta policial que no satisface ni contiene a las víctimas.

Se trata de un matrimonio de Santo Tomé, en la provincia de Santa Fe, que vino a veranear a la provincia y que sufrió el robo de su vehículo Chevrolet S10, que habían dejado estacionada en Deán Funes al 2.400, de la ciudad de Córdoba.

Según contaron Claudia y Leonardo, el robo fue en la madrugada del miércoles, luego de regresar de una tarde de sol y río en Villa Carlos Paz y se encontraban en un departamento donde se alojan en la capital provincial.

Sobre el robo dijeron: “Nos tocó a nosotros y lo malo es no tener respuestas de la Policía, somos turistas y deberían cuidar un poco al turismo porque somos los que dejamos la plata”, comentaron en diálogo con Arriba Córdoba de El Doce.