El intendente Martín Llaryora dispuso la inversión de 55 millones de pesos para tareas de reparaciones generales en los hospitales Infantil y de Urgencias. Desde el municipio aseguraron que en la última década, recibieron un escaso mantenimiento edilicio.

Los proyectos tienen un plazo de ejecución de las obras es de 120 días y las tareas que se prevén son amplias, incluyendo la “demolición de distintos componentes que se encuentran en muy mal estado”.

Además anunciaron que se realizarán trabajos de revoques, cielorrasos, muros, pisos y contrapisos, revestimientos, reparación de sistemas de desagüe pluvial, trayectos de instalación cloacal, arreglos de rampas, muros, zócalos, cubiertas planas e inclinadas, de capas aisladoras, pintura interior e interior, pintura y reparación de carpinterías, colocación de carpintería de aluminio, cambio de vidrios crudos por vidrios de seguridad donde la norma lo solicita, reparación de la instalación pluvial, sanitaria y eléctrica.

Desde la Municipalidad aclararon que las obras apuntan a generar un mejor y más seguro ámbito laboral al personal médico y auxiliar que desarrolla sus tareas en el hospital y brindar una mejor atención a los pacientes y grupo familiar.

Cabe aclarar que el hospital Infantil es el único centro público local especializado en pediatría y brinda sus servicios a todos los vecinos debido a que cuenta con tratamientos de alta complejidad.

En tanto que el hospital de Urgencias tiene como especialidad el tratamiento de accidentes y traumatismos severos.

El proceso licitatorio se desarrolló bajo el sistema se Subasta Electrónica, publicada en el sitio web de la Municipalidad de Córdoba.