Lorena Moreau nació en Córdoba hace 40 años y dese hace seis vive en Inglaterra. En el último tiempo es guía turística en The Osborne House, el castillo que la reina Victoria y el príncipe Alberto utilizaban para vacacionar, en la Isla de Wight.

Parte del departamento de Lorena, en la Isla de Wight.

En el último tiempo las historias de cordobeses trabajando por el mundo se multiplicaron, pero la historia de Lorena se hizo viral gracias a unas fotos de su nuevo departamento que compartió en Twitter. Además, lo que la diferencia es que según indicó ella misma tuvo la suerte de irse “desde la tranquilidad y el confort de hacerlo” y no por desesperación.

//Mirá también: Cansada de la inseguridad en Córdoba, se fue a Dinamárca y logra ahorrar 600 dólares por mes

“Toda la vida me quise ir de la Argentina, por eso fue muy fácil para mí. Siempre quise ver más allá, sabía que la Argentina no era mi lugar, pese a que yo soy defensora de nuestro país, pero mi lugar no estaba ahí”, contó Lorena a La Nación. Así fue como después de considerar España e Italia como sus posibles destinos, terminó eligiendo Inglaterra.

En los años que vivió en Londres (casi siete), trabajó como guía turística. Así fue como tuvo la oportunidad de cruzarse a la propia reina Isabel II y a otras reconocidas personalidades como Donald Trump cuando todavía era el presidente de Estados Unidos, de la esposa del príncipe Carlos, Camilla Parker Bowles, y los actores como Ramy Malek y Orlando Bloom.

La vista desde una de las ventanas del departamento de Lorena.

“Estaba guiando a un grupo por el Palacio de Buckingham, yo a la reina no la había visto antes. Entonces vi que venían un montón de autos negros y la reina Isabel iba en un Rolls Royce. Me puse a gritar: ‘¡Ahí va la reina, la reina!’”, contó la joven.

Si bien ella estudió actuación y locución en Córdoba, conseguir trabajo como guía turística en Londres se le dio de manera particular. “Me presenté a una entrevista por una amiga y les dije que no sabía nada, pero que aprendía rápido. Me dieron el material y les gustó la forma en la que contaba historias y, a partir de ahí, empecé sola a leer más historia de Inglaterra. Fue de caradura”, rememoró.

Lorena, café en mano, aprovechando un momento libre en su trabajo.

Pero todo cambió cuando llegó la pandemia de Covid-19. Lorena visitó la Isla de Wight y una vez que Londres empezó a recobrar el ritmo habitual decidió volver a la isla.

“Vi que absolutamente todo era más accesible, el alquiler y moverse. Es hermoso Londres, tenés una vida linda, rodeada de muchas cosas, pero también es cuesta arriba. Cuando visité la isla por primera vez estuve cuatro días, conocí gente muy copada y pensé que era mi oportunidad de salir del caos. Ahora, en este momento estoy viendo el mar mientras acomodo algunas cosas”, aseguró la cordobesa.

El trabajo en el castillo llegó casi por casualidad: “Apareció la solicitud para empezar a trabajar en la Osborne House. Fue genial, porque me hicieron varias preguntas y dijeron de venderles un libro. En medio de la entrevista me confundí con el nombre del príncipe: dije Alfredo en vez de Alberto, los hice reír y yo pensé que había arruinado la entrevista, pero a la hora me llamaron diciendo que me daban el trabajo. Se ve que les gustó que los hiciera reír”, contó.

//Mirá también: Dejó Córdoba, se fue a España y su empresa factura más de un millón de euros al año

Pareciera que estaba predestinado que Lorena llegara a la isla. Lo que se le dificultó fue conseguir un lugar en donde vivir, pero todo cambió cuando hizo una conexión con la propietaria de un departamento que había vivido en Argentina.

“A la persona que me lo mostró se ve que le caí bien, porque me ayudó a conseguirlo. Apliqué para el departamento, porque había otra gente interesada y me pusieron en la lista; da la casualidad que la dueña vivió en la Argentina por dos años y eso fue un plus para mí, porque ahora la señora me quiere conocer. Vio mi perfil y le cerró por todos lados”, detalló.

The Osborne House, el lugar donde Lorena es guía. En su Instagram cuenta detalles de este castillo.

Así fue como una vez que se fue a vivir al nuevo departamento, compartió las fotos y se terminó haciendo viral. Por el momento la cordobesa seguirá cumpliendo su sueño de vivir en otro país.

“Desde que tengo uso de razón hubo un problema en la Argentina. Yo tuve la suerte de irme desde la tranquilidad y el confort de hacerlo, pero tengo conocidos que se han ido ahora, y sé que no es lo mejor irse de una manera tan abrupta. Pero si se considera que afuera se puede tener una vida mejor que se haga”, finalizó.