Mauro Óbolo, el socio del silencio en Belgrano: la continuidad de Vegetti y lo que viene en Primera

Mauro Óbolo, o como lo llama el Luifa Artime, su "mano derecha" para conseguir el ascenso en Belgrano.
Mauro Óbolo, o como lo llama el Luifa Artime, su "mano derecha" para conseguir el ascenso en Belgrano. Foto: La Vo

Cómo manager deportivo, fue el complemento que Luifa Artime destacó como “parte fundamental” del ascenso. “Agradecido de que me convocara, nunca lloré tanto como en San Nicolás”, aseguró.

“Feliz cumpleaños Mauro querido. Parte fundamental en el directorio deportivo y en el proceso para lograr el objetivo. Mi mano derecha”. De puño y letra de Luis Fabián Artime en su cuenta en Twitter y para Mauro Óbolo, manager deportivo del Belgrano que volvió a Primera, y que el miércoles 28 de setiembre celebró con todo sus 41 años.

Como en sus tiempos de delantero, un 9 goleador como el Luifa, prefiere el perfil bajo. Aún con esa manera de ser, vivió intensamente el campeonato histórico de Belgrano en la Primera Nacional. “Mi último gol fue en Belgrano, para la clasificación a Copa Sudamericana. De ese festejo a este, puedo decir que nunca lloré tanto como en San Nicolás. Fue una semana muy linda, festejé mi cumpleaños con un regalo inmenso”, aseguró Óbolo en una entrevista en Tercer Tiempo por Radio Pulxo. Más allá de los festejos, ya se enfoca en lo que viene, en la continuidad de figuras como Pablo Vegetti y el plantel en Primera.

Mauro Óbolo destacó los méritos del plantel de Belgrano, para ser puntero de punta a punta.
Mauro Óbolo destacó los méritos del plantel de Belgrano, para ser puntero de punta a punta. Foto: Twitter @TercerTiempo30

“Siempre tuve este perfil, cuando era jugador tampoco me gusta mucho la exposición... Con el Luifa sufrimos a la par, y estoy muy agradecido porque me llamó para este proyecto y formar parte de este proceso”, resaltó.

El Pirata que se viene

Cómo manager, Óbolo recibió críticas por la deficitaria campaña en la temporada anterior. El blanco fue el Luifa Artime, pero ambos debieron sobreponerse a los cuestionamientos. “Es como cuando jugábamos, en el área no podés fallar. Y si fallás y la tirás arriba en vez de clavarla al ángulo, te tenés que recuperar pronto”, comparó.

Y agregó: “De la primera campaña aprendimos mucho. En las derrotas más trabajás y tratas de rescatar los valores. Corregimos y no nos quedamos, tratamos de mejorar, potenciando lo bueno”.

Confeccionar un plantel puede deparar satisfacciones, como también los sinsabores de quedar en el ojo de la tormenta, como lo sufrió Juan Carlos Olave en el equipo que perdió la categoría en 2019. “Yo no soy ídolo de Belgrano como lo son el Juanca, el Guille Farré que aceptó el desafió de ser técnico, o el Luifa con la enorme responsabilidad de conducir el club. Yo no tenía tanto para poner en juego pero sí sabía que es una función que puede ser ingrata”, observó.

Retener al goleador y el plantel para la Liga

“Ya desde el lunes empezó a sonar el teléfono sobre las necesidades para el próximo plantel y el mercado. Tenemos tiempo, pero ya estamos planificando”, señaló Óbolo.

Un artífice del ascenso es Pablo Vegetti, capitán y alma del equipo. Y los Piratas se preguntan si seguirá en Belgrano. “La ilusión es que Vegetti continúe. Hay que sentarse a hablar, Pablo termina su contrato en diciembre. Es el sueño de todos que se quede y creo que él se quiere quedar. Vamos a llegar a buen puerto”.

Temas Relacionados