El caso de la mujer que prendió fuego a la suegra llegó a su final en los Tribunales de Río Cuarto, con la condena de 18 meses, para la acusado, quien quedó en libertad.

Así fue el desenlace del juicio con jurados populares realizado en la Cámara Segunda del Crimen de la ciudad de Río Cuarto, con la sentencia para Leonela Hidalgo, de 23 años, vecina de la localidad de Sampacho, donde tuvieron lugar los hechos por los que estuvo detenida desde noviembre de 2020.

Hidalgo estaba acusada del delito de lesiones graves agravado por ensañamiento, pero sus defensores José Gabriel Melano y Jerónimo Trebucp en su alegato solicitaron que se aplique la figura de lesiones graves atenuadas por emoción violenta y en su veredicto, los integrantes de la Cámara aceptaron cambiar la imputación, informó este viernes el diario Puntal.

¿Cómo fueron los hechos?

Al parecer, una disputa de larga data habría sido el detonante para que la detenida rocíe a su suegra con alcohol, para prenderle fuego seguidamente, en el interior de una vivienda de Sampacho, en la noche del martes.

La víctima es una mujer de 50 años, que tuvo que ser derivada de urgencia al Hospital San Antonio de Padua de la ciudad de Río Cuarto, en grave estado por quemaduras en el 35 por ciento de su cuerpo, según informaron fuentes policiales.