Este miércoles, se desató un importante operativo policial en la zona de barrio Alejandro Carbó, después de que ladrones robaran un auto de la Policía de Córdoba. El vehículo estaba a cargo de un comisario inspector que fue sancionado y puesto en situación pasiva.

El Chevrolet Classic gris, sin identificaciones policiales, se encontraba estacionado frente al domicilio del comisario, cuando ladrones lo robaron. El hecho habría ocurrido en las primeras horas del miércoles y no habría ningún testigo.

Según publicó La Voz, el comisario adujo que su chofer estaba enfermo con Covid y que, por eso, no tenía a nadie que lo llevara a su domicilio, por lo que se llevó con permiso un auto judicializado. Cuando despertó y vio el faltante, alertó a sus superiores.

Tras conocerse esa situación, la Policía de Córdoba dispuso un amplio operativo en varios puntos de la Capital para ubicar el rodado. Sin embargo, todavía no hay noticias del coche ni de los delincuentes responsables.

De esta manera, el jefe del Distrito 9 fue puesto en situación pasiva por no haber arbitrado los mecanismos de custodia necesarios al resguardo de un vehículo oficial. La sanción fue dispuesta por el nuevo Tribunal de Conducta Policial.