Un hombre que estafó a Musimundo, Garbarino y Cetrogar por casi 100 mil pesos, en 2014, fue condenado en Córdoba a tres años de prisión en suspenso. El hombre, para realizar estos engaños utilizó un Documento Nacional de Identidad robado, lo que generó un calvario para el verdadero dueño. La sentencia estuvo a cargo del juez Jaime Díaz Gavier, del Tribunal Oral Federal (TOF1).

//Mirá también: Advierten por una nueva modalidad de estafa en Córdoba

Se trata de Edgardo Ramón Perucca quien también fue condenado por falsificar un documento para hacerse pasar por otra persona. Al parecer, el hombre habría utilizaba esta falsa identidad para llevar a cabo las estafas a las casas de electrodomésticos.

Todo comenzó el 8 de agosto de 2014 luego de que Perucca robó un DNI. Con esta identidad comenzó a estafar a esas casas de electrodomésticos lo que generó un calvario para el verdadero dueño del DNI.

//Mirá también: Altos de Chipión: estafó al pueblo, se fue con 30 millones y nadie lo encuentra

Todo esto se desprende de la acusación e investigación que llevó adelante el fiscal federal N°1, Enrique Senestrari.

En un juicio abreviado, el fiscal general Maximiliano Hairabedian pidió tres años de prisión en suspenso. El juez finalmente impuso esa pena.