Este lunes el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, habló durante casi una hora en el marco del 45 aniversario de Fundación Mediterránea en el Holiday Inn. Allí, el mandatario dejó algunos conceptos sobre la deuda pública de la provincia, sus proyecciones para el final de su mandato y volvió a criticar al Gobierno nacional por la falta de una política federal en el reparto de los recursos.

Frente a reconocidos empresarios y economistas de la provincia y el país y también de miembros de la oposición como Luis Juez y Rodrigo De Loredo, Schiaretti brindó un pantallazo de la situación actual de la provincia y el futuro. Además, estuvieron el vicegobernador Manuel Calvo; el intendente de Córdoba, Martín Llaryora; ministros de la Provincia.

“Cuando hablamos de la situación fiscal del Estado, nos movemos por una premisa básica. Nosotros, que nos preciamos de ser un gobierno progresista, tenemos una frase que resume eso: tiene que haber tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario. Nosotros creemos que tiene que haber un capitalismo de competencia y no un capitalismo de amigos”, arrancó el Gobernador.

Juan Schiaretti y Martín Llaryora. Almuerzo de la Fundación Mediterránea por su 45 aniversario. (Ramiro Pereyra / La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

Rápidamente pasó a hablar de la situación económica y financiera de la provincia. Allí remarcó que no se “puede tener siempre desequilibrio” y remarcó que Córdoba tiene la menor cantidad de empleados públicos cada 1.000 habitantes.

Por otra parte, remarcó que “los impuestos de Córdoba son, en promedio, más baratos que en el resto del país”. “La tasa de Ingresos Brutos es 2,59% contra 2,94% a nivel nacional”, ejemplificó.

“Así que Córdoba, teniendo los impuestos baratos y la menor cantidad de empleados, ha tenido superávit en los últimos seis años y medio”, remarcó Schiaretti.

La deuda de Córdoba, futuros préstamos y la obra pública

Durante su análisis de la situación actual y futura de Córdoba, Juan Schiaretti enfatizó que “la deuda viene bajando en dólares año a año desde 2018, cuando tocó un pico en pleno plan de obras”.

“En los últimos años. venimos pagando más deuda de la que tomamos. Ahora estamos en 2.564 millones de dólares, contando todo, la deuda pública financiera, incluyendo lo que pueda haber de descuento de documentos, estamos en un nivel dentro de lo que es la media de los últimos 15 años y no representa ninguna dificultad”, indicó.

En este marco, se animó a proyectar hasta el final de su mandato: “La expectativa es que cuando termine 2023, nosotros estemos con un poco menos de 2.300 millones de dólares de deuda”.

Juan Schiaretti. Almuerzo de la Fundación Mediterránea por su 45 aniversario. (Ramiro Pereyra / La Voz) Foto: Ramiro Pereyra

Por otra parte, anticipó que Córdoba recibió un “ofrecimiento del Reino de España para ampliar la deuda que le dio a la Provincia para hacer las escuelas Proa”. Aunque depende del “aval de la Nación por la confianza que despierta Córdoba”.

Sobre el tema de obra pública, Schiaretti remarcó que “Córdoba tiene un plan de 7.206 millones de dólares de los cuales tiene en ejecución 5.599 millones”.

Allí, destacó la inversión 955 millones de dólares (se llevan ejecutados 894 millones) en los gasoductos troncales en la provincia. “Por eso resulta difícil entender cómo el Estado nacional no logra hacer ese gasoducto de 600 kilómetros que nos permitiría ahorrar 5.000 millones de dólares por año”, criticó.

El gobernador Juan Schiaretti en la Fundación Mediterránea. (Ramiro Pereyra)

Crítica por los subsidios nacionales

Como ya es una costumbre, Schiaretti apuntó al Gobierno nacional por la falta de discrecionalidad a la hora de repartir subsidios. “¿En qué cabeza cabe que el año pasado pusieron 189.000 millones de pesos en el Amba y en el interior 15.000?”, se quejó

“Las tres grandes empresas deben 204 mil millones de pesos a marzo de este año, cuando Epec debe 8 mil millones”, comparó.

“El único lugar donde hay una empresa nacional que se hace cargo del agua y las cloacas es el Amba con AySA. El año pasado recibió 109 mil millones de pesos de subsidios”, remarcó.

“Queremos una ley de subsidios al transporte, y que Edenor y Edesur, más Aysa, pasen a jurisdicción de Capital Fedeal y Buenos Aires. ¡Queremos un país federal!”, sentenció.

Las críticas de Negri y De Loredo

“Lamento que la urgencia del gobernador Schiaretti por lograr su posicionamiento político a nivel nacional lo lleve a relatar una situación ficticia de la Provincia”, con esa frase, Mario Negri salió a criticar en Twitter el discurso del gobernador Juan Schiaretti en la Fundación Mediterránea.

“Córdoba no es lo que la publicidad o el discurso oficial dicen. No es un caos, pero tampoco el paraíso que venden”, agregó.

Y enfatizó: “El gobernador muestra una provincia que sólo existe en la ficción. Nada dijo en la Fundación Mediterránea sobre los niveles de pobreza, la inseguridad y que Córdoba es la provincia con los impuestos más caros. No esconda la realidad gobernador Schiaretti”.

Por otra parte, Rodrigo De Loredo, comentó: “Escuchamos con atención las reflexiones del gobernador Schiaretti y creemos que no se condicen con la realidad que está viviendo el ciudadano de a pie a lo largo y a lo ancho de la provincia”.

Luis Juez y Rodrigo de Loredo en la Fundación Mediterránea, escuchando al gobernador Juan Schiaretti. (Ramiro Pereyra)

“El modelo del peronismo en Córdoba, según el gobernador, es ejemplar por un motivo central: tener baja presión impositiva. Esto no es así, la carga tributaria es alta y golpea el diseño de una estrategia de desarrollo productivo”, agregó.

Además, el diputado nacional también apuntó contra el flagelo de la inseguridad. “La seguridad sigue siendo un tema ausente para los discursos provinciales y municipales, pero es el principal drama junto a la inflación que padecen los cordobeses. Ya no hay ideas, ni políticas para abordar esta problemática”, remarcó.

“En materia social, Córdoba está por encima de la media nacional en términos de pobreza, inaceptable en una provincia tan rica y tan diversa. Falta un plan de desarrollo, HPC se “durmió” en los laureles del marketing y los triunfos electorales”, dijo De Loredo.

“Estoy comprometido para que desde el radicalismo y Juntos por el Cambio sigamos trabajando para ofrecerle a la provincia de Córdoba un modelo superador al de la gestión de Hacemos por Córdoba. La unidad por sí sola no alcanzará”, sentenció.