La sorpresa era mayúscula, a medida que avanzaban las personas se miraban asombradas y cuando se acordaban de reaccionar sacaban sus teléfonos celulares y le sacaban fotos y filmaban. ¿Qué pasaba? Por las calles de Córdoba circulaba una impresionante Ferrari Portofino cero kilómetro con el clásico color rojo.

La misma pertenece a un empresario cordobés que había llevado el vehículo a un centro de estética especializada en autos. En el lugar, ubicado en avenida La Cordillera 3423, se acostumbra ver autos de alta gama, pero éste era toda una novedad.

“Es un sueño hecho realidad”, digo Gabriel Córdoba, dueño del local a Canal 10. Y luego comentó: “La gente sabe que acá hice autos de los más baratos a los más caros. No nos fijamos en el valor del auto, el trabajo siempre es el mismo.

Por su parte, el hombre que llevó el vehículo para realizarle el tratamiento explicó porqué llevó el vehículo a ese taller: “Él se dedica a trabajar en estos autos de alta gama. Anda muy fuerte, es un avión”

Sobre el comprador de semejante “nave”, el hombre comentó: “Es un amigo mío. Él desde chico anda en autos de alta gama, le gustan todo este tipo de autos. Lo conozco desde hace muchos años”.

En cuanto al habitáculo del Ferrari Portofino cuenta con configuración de 2+2 plazas y un diseño donde destaca la gran pantalla táctil central de 10,25 pulgadas, el volante multifunción y la segunda pantalla táctil exclusiva para el copiloto donde poder controlar diferentes parámetros del vehículo y la conducción.

El motor cuenta con un propulsor V8 Twin-Turbo de 3.855cc que desarrolla una potencia máxima de 600 CV a 7.500 rpm.

La caja de cambios es automática de doble embrague con 7 relaciones, cuenta con una diferencial trasero controlado electrónicamente, suspensiones magnetoreológicas y frenos carbocerámicos.

El Ferrari Portofino alcanza 0-100 Km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima superior a los 320 Km/h.