Ya clasificado a octavos de final, por primera vez en su historia, Talleres cerró una inolvidable primera fase de la Copa Libertadores ante Universidad Católica en Chile. L,e ganó 1 a 0 con gol de Matías Esquivel, en el segundo tiempo. Fue el primer triunfo de visitante, no sólo en la Copa sino del semestre.

La “T” terminó con 11 puntos, como escolta del líder Flamengo (16) y más atrás quedaron los chilenos (4), que entraron a Copa Sudamericana y Sporting Cristal de Perú (2), que cayó 2 a 1 ante los brasileños en el Maracaná y quedó eliminado.

El empate en Lima, con sabor a victoria por la clasificación a octavos, fue el primer punto conseguido por Pedro Caixhina como visitante. Y llevó a Chile gran parte de su potencial para volver con el esquivo triunfo. Con cuatro cambios: Matías Esquivel, Rodrigo Garro, Ramiro González y Fernando Juárez por Michael Santos (expulsado), Matías Godoy, Rafael Pérez (ambos al límite con las amarillas) y Juan Ignacio Méndez (lesionado), respectivamente.

El partido

Para tratar de no tener sobresaltos y poder buscar el triunfo de visitante que fue a buscar, Talleres se paró decididamente en campo contrario. Atacando por las bandas, tuvo su primera chance a los seis con un disparo de Enzo Díaz que sacó el arquero local.

Luego, el Cruzado se adelantó un poco más en el campo. Planteó un partido en el medio de la cancha aunque sin profundidad. A los 15, y volviendo a utilizar el tiro de larga distancia, volvió a llegar la T con un intento de Matías Esquivel que el arquero manoteó al córner.

La primera chance del local fue a los 17 con un centro desde la derecha que le quedó a Cuevas. El chileno remató y Catalán la sacó en la línea. Diez minutos después, otra vez Esquivel tuvo el gol en un contragolpe que el arquero manoteó antes de que convirtiera.

Luego, otra vez desde afuera lo tuvo el Albiazul. Con un tiro de Benavidez a los 31 desde afuera que pasó muy cerca del arco rival. A los 37, luego de un córner, respondió Católica con un cabezazo desviado de Asta-Buruaga.

Era un partido de ida y vuelta. A los 42, la más clara para el equipo chileno fue para Marcelino Núñez que quedó cara a cara con Herrera pero el arquero sigue estando inspirado y le tapó el remate que tenía destino de gol.

Talleres y su visita a Universidad Católica de Chile, cerrando la fase de grupos de Copa Libertadores. (Fotobaires). Foto: MARCELO HERNANDEZ/PHOTOSPORT

En el cierre de la primera parte, lo tuvo Federico Girotti pero el cuidapalos local, que fue una de las figuras, volvió a intervenir para que su arco siga en cero y con ese marcador se fueron al entretiempo.

En el complemento arrancó mejor la U Católica. Tuvo una chance clara, a los cuatro, luego de un córner que nadie pudo empujar al gol. Así, el equipo chileno pasaba a jugar el mejor momento del partido. Pero, a los 16, llegó el gol de Esquivel que, de zurda, batió al arquero Pérez para poner el 1 a 0 para el equipo cordobés.

A los 21, Zampedri tuvo el empate pero el ex jugador de Sportivo Belgrano definió mal luego de un centro de Núñez. Y después de esa jugada, el técnico Pedro Caixinha empezó a mover el banco y el partido entró en un impasse.

Recién a los 38, tuvo otra oportunidad el mismo Zampedri pero, otra vez Guido Herrera se hizo enorme para mantener su arco en cero en la visita a Chile. Y así fue hasta el final cuando se terminó el partido que le dio la última alegría a los hinchas de Talleres en el semestre.

El viernes 27 de mayo, en Luque, Paraguay donde es la sede de Conmebol se sabrá qué rival le toca a la T en los octavos de final de la Copa Libertadores.