En el primer tramo de la segunda audiencia contra Alan Amoedo, el único imputado por la Tragedia de la Circunvalación, un testimonio complica la situación del acusado ya que da cuenta de que conducía a alta velocidad al momento de provocar el choque en que murieron dos personas, en mayo de 2021.

A primera hora de este jueves, en la Cámara Novena del Crimen declaró el paramédico, Ángel Chapi, que iba en su vehículo particular cuando vio pasar al auto gris (de Amoedo) a una velocidad que calculó entre “130 y 150 kilómetros por hora”, publicó Lavoz.com.ar.

Ya en el lugar de la colisión y tras asistir a la única sobreviviente, el testigo refirió que Amoedo tenía “una fuerte halitosis alcohólica”, declaró al tiempo que señaló que tenía actitud de “hacerse el distraído”, graficó.

Para poner más complejo el porvenir de Amoedo en este inicio del juicio, otra testigo, Fátima Nievas, señaló lo que vio cuando circulaba con su auto: “Hacía zig zag, no guardaba distancia con los otros vehículos y realizaba conducción peligrosa”, declaró.

Luego comentó que se detuvo a ver lo ocurrido y descubrió que Amoedo se alejaba del lugar, caminando: “Me costaba creer que era él, por las condiciones en que estaba”, cerró.