Este lunes, Córdoba se desayunó con la noticia de un incremento en el precio de los combustibles. En la mayoría de los casos, esta suba es la desencadenante de otros aumentos, como el precio del boleto de colectivos. Sin embargo, Martín Llaryora negó un encarecimiento del transporte urbano de pasajeros.

“No estamos pensando en dar un incremento. Le estamos buscando la vuelta para no generar subas, porque se trasladan al bolsillo de los trabajadores”, dijo el intendente de Córdoba, en una entrevista con Cadena 3.

En la comunicación, volvió a apuntar contra la distribución por parte de Nación a los subsidios del transporte y expresó: “Seguimos discriminados por los subsidios que se dan en AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) y acá no llegan ni en tiempo ni en forma. Es otra de las injusticias que tenemos en nuestro país”.

Y reforzó: “Vamos a resistir todo lo posible para no subir el boleto. Pero, con menos subsidios y con la inflación que hay, es muy difícil hacer lo que hacemos”.

La última actualización del boleto de transporte urbano en Córdoba fue el pasado primero de febrero, cuando el pasaje pasó de 49,88 pesos a 59,35 pesos, marcando una suba del 19 por ciento, y del 38 por ciento interanual.