Va a juicio una banda de delincuentes que robaba casas en barrio Cerro de las Rosas

Los delincuentes atacaban en la zona. (Archivo/La Voz).
Los delincuentes atacaban en la zona. (Archivo/La Voz).

Según la investigación, los ladrones tocaban el timbre, observaban el movimiento y esperaban a que los dueños salieran de la vivienda.

El fiscal Juan Pablo Klinger determinó la elevación a juicio de la banda de delincuentes que operaba en barrio Cerro de las Rosas, de la ciudad de Córdoba. Según determinó la investigación, los malhechores tocaban el timbre de las viviendas, observaban el movimiento y esperaban a que los dueños salieran.

Lejos de esconderse, los actos delictivos se realizaban a plena luz del día. De acuerdo a la acusación, los sospechosos lograron perpetrar robos en tres domicilios. Hasta que, un 14 de junio, lograron detenerlos cuando intentaron huir de un control policial.

Los sospechosos son: Jorge Ezequiel Acosta (31, de barrio Los Granados) y Maximiliano Agustín Fonteiña (27, de barrio Mariano Balcarse). Ambos deberán enfrentar cargos de robo calificado por escalamiento – tres hechos-, además de otros delitos.

El modus operandi

El primer hecho fue el 11 de junio, cuando tres ladrones estacionaron en Donanciano del Campillo y Gregorio Vélez. Uno de ellos se bajó, tocó timbre y preguntó por una familia errónea. El dueño no conocía a los nombrados, así que el malhechor se retiró.

Volvió al auto y se quedó a esperar junto a sus cómplices que el dueño saliera. Previamente, ya había analizado los lugares para ingresar. Cuando el hombre salió, treparon el techo, violentaron una puerta y entraron. Se llevaron perfumes, plata, ropa y otros objetos de valor.

La situación se repitió el 12 y el 13 de junio. En ambos casos, tocaron timbre previamente, analizaron los movimientos de la casa, por dónde se podía ingresar, y cuando los dueños salieron, ingresaron a las viviendas.

Finalmente, el 14 de junio, un patrullero advirtió la presencia sospechosa de un Peugeot 308. Cuando el móvil se le puso a la par, el conductor aceleró para escapar. Uno de los ladrones se descolgó e intentó ingresar en un domicilio, donde finalmente fue atrapado.

Desde ese momento, la Justicia investiga los hechos delictivos y, este martes, dejaron firme la elevación a juicio.

Temas Relacionados