Una historia de película se vivió hace unos días en la ciudad de Corrientes cuando una mujer fue encontrada muerta en su domicilio junto al cadáver de su madre que llevaba dos años fallecida. Pero el hecho que paralizó a la sociedad tiene un nuevo capítulo: una vecina aseguró que desde que falleció la mujer, las luces de la casa se prenden y apagan solas.

Todo es misterio en torno al fallecimiento de Norma Traversaro. Una vecina, quien aseguró ser “la más allegada de los vecinos de la cuadra”, habló con Radio Dos y dijo: “La chica que falleció sufría problemas mentales. Estuvo internada en un psiquiátrico y cuando volvió empezó a tirar los santos y después tiro todas las cosas por la puerta y la ventana”.

La vecina pidió que se investigue el caso a fondo. Una de sus dudas es quién pagaba los impuestos de la madre de Norma, quien tenía 83 años y llevaba dos años fallecida: “La mamá cobraba una muy buena pensión, era de una localidad 9 de Julio, eran una familia de mucha plata, de campo. La intriga es quién le pagaba la luz, los impuestos, la comida a la hija, por ella no podía, no tenía plata”, dijo la vecina.

La vecina aseguró que la muerte de Norma la tomó por sorpresa ya que ellas hablaban frecuentemente, siempre “de la puerta para afuera” e incluso le contó que no funcionaba la heladera, ni el aire ni los ventiladores de la casa. Esto es un dato relevante ya que la autopsia reveló que Norma murió por un paro cardio respiratorio como consecuencia de la ola de calor.

Por otra parte la vecina aseguró que cada vez que le preguntaba por su madre, Norma respondía que “estaba bien” y se encontraba en un geriátrico. Sin embargo la mujer había fallecido hace dos años y su esqueleto se encontraba en la vivienda.

El domicilio donde fueron encontrados los cuerpos. Según testigos estaba en mal estado y con falta de aseo. Foto: Radio Dos

“Me sorprendió, porque ella todos los días salía a limpiar. Ella no tenía plata, después yo le preguntaba por la mamá y me decía que estaba en un geriátrico”, contó. Vivian en la casa hace 45 años, la mujer tenía tres hijos: la mayor, Alicia, quien falleció de cáncer de mama, un chico que estaba internado en un psiquiátrico, y la menor, Norma, que falleció hace unos días.

A pesar de que la madre murió hace dos años nunca se sintió olor feo hasta hace pocos días. “La policía encontró los huesos de la madre debajo de la cama y al lado estaba el cuerpo de Norma”, dijo la mujer. Por ultimo comentó que a pesar de que nadie entró a la casa después del hallazgo, durante la noche hay “movimientos raros:A la noche se prende la luz y de día esta apagada’”, finalizó la vecina.